martes, 23 de mayo de 2017

RESPETO


El PSOE es el Partido que, como todo el mundo sabe, se ha caracterizado por ser la entidad que en su interior representa y más se parece a España. Tanto en lo que nos une como en la diversidad. Ahora, se encuentra inmiscuido en una coyuntura especialmente vital.
Incido en lo de especial, pues, no es menos cierto, que hasta la fecha los socialistas hemos pasado por numerosas crisis internas. Más que crisis podríamos denominarlas situaciones de confrontación de ideas y/o de proyectos, en ocasiones, con inusitada crudeza.
Pero, en el caso que nos ocupa, asistimos a un matiz enormemente diferencial. La falta de respeto, los insultos, las descalificaciones personales… cuando el discurso es huero. La falta de coherencia. Los vaivenes. La poca profundidad en los mensajes que calan con una simpleza fundamentalmente en militantes poco formados o extraordinariamente polarizados.
Ya nadie duda de que el choque es inevitable. La gestión del 22 de mayo pondrá a la altura la calidad de sus líderes.
Donde antes hablábamos de familias, sensibilidades e incluso corrientes nos encontramos en la actualidad  con bandos que incluso en algunos casos se atreven a echar por la borda el caudal asimilado durante lustros por los referentes de la izquierda que modernizó este pais﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽n a echar por la borda el caudal asimilado durante lustros por los referentes de la izquierda que modernizlgunos casosís: la que nos introdujo en Europa, la que revolucionó la España de los 80 y 90 o la que recientemente conquistó enormes derechos sociales para la ciudadanía en los primeros años del nuevo siglo.
El insulto sin consecuencias ha llevado a la definición de modelos de partido incompatibles entre los principales candidatos, a lo que se suman programas difícilmente asimilables por ambas partes.
Frente a esto, muchos reivindicamos el PSOE de toda la vida. El que conjuga la Historia con la rebeldía. El que aúna los nuevos tiempos con la convivencia intergeneracional en las responsabilidades. El que predica con el ejemplo el concepto de coherencia: dice lo mismo, no solo en todos los sitios, sino a toda la gente ( aunque a veces no guste).

Por todo ello y parafraseando a Sabina, algunos prefieren insistir en “ y cada vez más tú y cada vez más yo, sin rastro de nosotros”.

martes, 16 de mayo de 2017

EDUCACIÓN FÍSICA EN LA CALLE


Habitualmente surge el debate sobre la necesidad de educar fuera del entorno académico. Es decir, más allá del aula. Hace unos días en Cáceres pude disfrutar de una atractiva experiencia. Cientos de escolares de numerosos centros educativos se reunieron en la plaza mayor para disfrutar de una jornada completa y muy variada de actividad física en la calle.
Se trataba no solamente de realizar ejercicio físico. Algo, por otra parte enormemente necesario en una sociedad donde los índices de obesidad infantil van cada vez más en aumento. Era mucho más. Educación en valores. Convivencia con el diferente y con el similar. Alumnas y alumnos de distintos niveles, sitios de la ciudad, de pueblos cercanos… se juntaron gracias a esta iniciativa de la Consejería de Educación y Empleo y, sobre todo, del apoyo de un entusiasta grupo de profesores que ponían así el culmen a una actividad de formación sumamente provechosa.
La Dirección General de Deportes quiso estar presente animando e impulsando el desarrollo en ediciones posteriores de este proyecto que ahora nace. Lo hace uniendo otras acciones que se están desarrollando en los centros educativos y que viendo lo que está continuamente pasando en determinados deportes, se me antoja imprescindible.
Me refiero a las acciones que están llevando a cabo deportistas extremeños de élite, aconsejando, enseñando y ejemplarizando lo que tiene que ser el juego limpio, el vivir sin trampas o, en definitiva, lo que significan los valores olímpicos.
Estos referentes hacen que desde edades muy tempranas se repudie la violencia, se inculquen determinados principios que les  hacen incluso avergonzarse ante la actitud, de momento, de una minoría de padres.
Por todo ello me pareció muy significativo que al término de esta jornada de alegría, de actividad plena, de calor humano, se prorrumpiera con un sentido aplauso por parte de todos los asistentes hacia sus maestros. Modelos de vida. Ejemplos que perdurarán en el recuerdo. Volveremos.







martes, 9 de mayo de 2017

LOS GRANDES OLVIDADOS


He acudido, dentro de la Semana Cultural, a Madroñera. Allí impartí una conferencia, junto al profesor Juan Pedro Rodríguez, sobre los extremeños que están en los campos de concentración nazis.
Los grandes olvidados, se señalaba. Ahora, precisamente, se cumplen 72 años de la liberación de estos campos de concentración. Precisamente hoy, viernes, se inaugura  una exposición en el Centro de Adultos de Cáceres sobre este tema.
Es necesario, dado que las voces de las víctimas se están apagando Alguien debe renovar el juramento que hicieron al ser liberados bajo el lema de “Nunca más”.
La diferencia en la liberación de estos deportados es que la mayoría fueron acogidos en sus países como auténticos héroes. Sin embargo, para los españoles la situación fue muy distinta. No tenían dónde ir. Tuvieron que vivir un segundo exilio. La mayoría de ellos en Francia. Se convirtieron en apátridas. Habían escapado milagrosamente con vida de la guerra civil española, habían sobrevivido al terrible cautiverio que les dejó enormes secuelas físicas y psíquicas de los campos de concentración nazis. Y ahora otra vez sin salida.
Este drama que sigue ajeno en gran medida a la “historia oficial” es el que ninguna sociedad democrática debe olvidar. En el caso de Extremadura, según las fuentes que nos proporcionan las Asociaciones de Memoria, tienen constancia documental de 300 republicanos extremeños ( 222 de la provincia de Badajoz y 78 de la de Cáceres) los que estuvieron en estos campos.
Allí conocieron auténticas atrocidades. Trabajo esclavo hasta la extenuación. Padres e hijos viéndose morir mutuamente. Enfermedades que consumieron con el tiempo la vida de muchos de ellos…
Tenemos la obligación de que se conozca su historia. Es la deuda que hemos contraído con estos extremeños. Lo que nuestro país es hoy  ha sido en buena medida, gracias a ellos.

Pero, sobre todo, debemos contribuir a eliminar el estigma que el franquismo hizo caer sobre ellos y sus familias. Eran los vencidos. Ahora es el momento de valorar su lucha contra el fascismo y a favor de la libertad. Recordemos que la mayoría no fueron capturados en ningún frente de batalla. Su presunta culpabilidad era huir de una sangrienta Dictadura en su país y ponerse al lado de las potencias democráticas en la Segunda Guerra Mundial. Rescatémoslos del olvido.

martes, 2 de mayo de 2017

EL FUTURO DE EUROPA


El otro día asistí, en un abarrotado Ateneo de Cáceres, a una conferencia de Joaquín Almunia sobre el futuro de Europa. Repasemos algunas de las reflexiones más interesantes.
Resulta fundamental para conocer dónde vamos, saber el origen de la construcción Europea. Nuestra Historia. La situación complicada de la década de los 60, y, posteriormente, la crisis del petróleo a comienzos de los 70. Los albores de la Democracia en España y su inclusión en las instituciones europeas el 1 de enero de 1986. El paso del Tratado de Roma y el Mercado Común hacia lo que hoy conocemos como Unión Europea.
Nadie duda de lo conseguido. Nadie duda también de que se puede echar a perder en la coyuntura actual. Comenzando por la crisis de confianza que nos ha proporcionado Inglaterra con el Brexit, pasamos a responder a la pregunta sobre ¿qué hace Europa para corregir las desigualdades?.
No hay respuesta clara. Nos encontramos ante países que no respetan los derechos y libertades conforme a los criterios que se habían establecido en su momento para ser miembros de la UE.
Otro asunto capital, la crisis de los refugiados. Es un tema fundamental de valores democráticos que tampoco estamos afrontando adecuadamente. Necesitamos, sobre todo dos cuestiones elementales de los poderes públicos: que nos protejan ( de la inseguridad, del terrorismo…)  y que se creen suficientes oportunidades ( para los jóvenes, las mujeres, los inmigrantes…).
Europa no es la causa de los problemas actuales. Pero muchas de las soluciones dependen de las decisiones que tomen los Jefes de Estado y de Gobierno. Hay que avanzar  en el modelo social. Por ejemplo, tomando como referencia el modelo de estado de bienestar de los países escandinavos. Del mismo modo se tienen que utilizar los canales de solidaridad que emplean los mecanismos para propiciar las convergencias. No podemos compartir sólo algunas cosas y partirnos la cabeza con otras.

Si el peso de Europa en el mundo está disminuyendo. Si se precisa tener seguridad interior y exterior. Si tanto el Brexit como el futuro del papel de Alemania es determinante. Entonces, tendremos que ser conscientes de que es importante que los grandes países que posibilitaron que Europa funcionara, el eje franco-alemán, tienen que volver a estar en la vanguardia.

Y así consumimos una amena tarde de primavera. Escuchando a un experto hablar sobre Europa. Es decir, hablar sobre nosotros.

martes, 25 de abril de 2017

EXIGENCIAS Y RENUNCIAS


Esta Semana Santa he leído que hay determinadas palabras en español que no tienen una traducción literal en otros idiomas. Forman parte, al parecer, de nuestra particular forma de ser y estar en la vida y ante los acontecimientos.
Me vienen a la memoria conceptos como compromiso o crispación. Pero prefiero hoy quedarme con el de negociar. Cierto es, que cada uno tiene unos principios de los cuales le cuesta moverse ( y para los que no acepta ni siquiera matizaciones). No lo es menos que, en muchas ocasiones, si queremos que algo funcione, que no se paralice, que no permanezca estancado, tenemos que ceder.
Eso no significar renunciar. Eso no significa transigir en las exigencias. Viene a decir que en el balance de lo conseguido, lo progresista es comprobar si se han producido avances o retrocesos con nuestra postura.
A lo largo de la Historia reciente hemos tenido numerosos casos de exigencias pero también de renuncias. Uno de los más paradigmáticos fue la Transición. Tan necesitada de estudio, ahora que podemos contar con la distancia prudencial en el tiempo. Tan denostada de manera precipitada o poco prudente ( por no decir, con escasa profundidad) por parte de algunos. Y tan endiosada por parte de otros, fundamentalmente sus protagonistas. Unos dicen que otro mundo fue posible. Otros que las circunstancias del momento no permitieron hacer lo que les hubiera ( insinúan) gustado.
Pero la verdad es que se bajaron los niveles de las exigencias y se subieron el de las renuncias. Es el momento de hacer un análisis de lo conseguido. De ver si mereció la pena.

Otro caso reciente fue la postura del PSOE ante la investidura del último Presidente del Gobierno español. Su decisión de abstenerse podría chocar con las exigencias de militantes y votantes. Sus órganos de decisión,  a través del Comité Federal, pensaron que lo mejor para todos es dejar que las instituciones funcionasen. Con el paso de los meses miles de compatriotas están viendo si esa posición fue la más correcta. Sería pretencioso por mi parte hacer un somero recorrido de los avances sociales y económicos conseguidos en gran medida gracias al papel que está desempeñando en la oposición el PSOE. El tiempo dará la razón. Frente al calor del momento, la frialdad y la lectura objetiva de los datos.